Muchas veces nos encontramos con que nuestro cuerpo, dentro de lo que cabe, está bastante bien, pero hay una zona allí alojada a mitad de cuerpo que te hace un hermoso "abdominal" que hace que de los vaqueros, aunque te hagan un hermoso culo, no puedan contener la tripa, asomándose y marcándose de la manera más vergonzante posible. 

 

barriga.jpg

      

 

¡Necesito perder barriga!...¡Pues hazlo!. Pero no me vale, me mato a comer, no me vale hacer mil abdominales al día. Para tener un vientre listo, tienes que aprender a comer y eso es para siempre.  

      

En primer lugar, vigila tu alimentación. La sal, hace que retengas muchos líquidos, también beber poca agua, por supuesto, así que si evitas la sal o la reduces al máximo y obligas a tu cuerpo a mover los líquidos restantes de tu cuerpo, éste comenzará a definirse.

 

El alcohol, queda, por supuesto, fuera de juego, porque si vas a empezar a comer bien, evita los azúcares que tiene. Come varias veces al día, pero en pequeñas y saludables cantidades. ¡Ojo!, que con esto no quiero decir que te comas una pera o un trozo de queso, que hay formas de llenarte sin tantas calorías antes que caer desmayado. Come, sobretodo, proteínas, te mantendrán más saciados y alimentarán a los músculos, los cuales si los pones a trabajar, empezarán a comerse toda la grasa de tu cuerpo, empezando por la barriga. 


Para bajar el volumen de la barriga no te mates a abdominales, no te servirán de nada. A ti, te interesa quemar grasa y bajar volumen, así que a hacer ejercicios cardiovasculares y cuando estés bajando de peso, entonces haces los abdominales para tonificar el cuerpo y definir los músculos. 

      

 

Si te pones a pensar, es fácil conseguir un vientre plano, pero somos cómodos y nos gusta la "mala vida", pero si te acostumbras y le ves el lado bueno de los que tienes que hacer...sales ganando cuando te veas un cuerpo mejor esculpido y además, más sano. 

 

Regresar al inicio