"iSe acabó!", "iY no quiero hablar más de esto!", "iOlvídame!", "Lo que tu digas cariño, ¿Eso es lo que quieres?"... frases típicas que escuchamos en las discusiones de pareja, una y otra vez, ya sea en mayor o menor grado. Son frases "zanjadoras", las que hacen creer que el asunto termina ahí, pero todo queda en el aire y al fin y al cabo, volverá a salir a la luz, acumulándose cada vez más y más. 

 

 

pelea_parejas.jpg

 

 

¿Cómo evitar esto?. Primero, que con alguna de estas frases, la pelea no termina allí, lo sabes tú, lo sabe tu pareja y lo saben toooodos los testigos de la misma. Hay que tener en cuenta que para cada problema siempre hay una solución. Incluso para unos "cuernos", se da otra oportunidad o se termina la relación.

 

Creas o no, todo está en el diálogo. Cuando hay un enfrentamiento, hay que fijarse bien en por qué surgió, sin dejar aflorar los otros problemas. Hablarlo sin gritos, ayuda a buscar una solución, porque no hace crecer laansiedad y no permite buscar soluciones precipitadas, todo depende del respeto que se tienen el uno al otro.

 

Hay que ver, que lo que queréis es buscar una solución, arreglarlo, poniendo los pros y los contras, normas, pero no quiere decir limitaciones y dar a saber que sí que se quiere volver al sofá y ver una peli con tu pareja de manera tranquila, relajada y sabiendo de que todo pasó.


Nos encontraremos con algunos que serán mas cabezotas que otros y para este tipo de personas, lo que hay que hacer es, ceder un pelí, en el momento que no se vea acorralado, se relajará y podrás volver al trato del mismo tema, eso sí, moderando el tipo de voz, la mirada y los gestos del cuerpo, ya que puedes estar hablando del mismo tema, pero si cambias estos factores, anteriormente mencionados, la pelea se convierte en una simple diferencia de opiniones.


Cuando hay fallos gordos, si lo has cometido tú, no hay otro remedio que callarse y dejar que tu pareja te diga todo lo que opina, porque al fin y al cabo, has fallado tú. Si lo has cometido tu pareja, en cierto modo, hay que actuar de la misma manera, hacer que escuche todo lo que sientes. No empieces con los insultos ni tratos despectivos, te está escuchando, sabe que hizo mal, así que no lo humilles más, porque ya se siente humillado/a.

      

Eso sí, si tu pareja te huye, hay algo que falla y la cosa irá a peor si no mantienes una larga conversación.

      

Todo se puede evitar, menos la muerte. Y lo mejor que puedes hacer para evitarlas o evitar que crezcan, es aplicarte el refrán de "Más vale prevenir, que curar". Piensa en tu pareja, en cuánto la quieres y cuánto la respetas, piensa en que a tí no te gustaría estar en su pellejo si decidieras fallarle. Empatía es lo que tienes que sentir, ponerte en el lugar del otro, reflexionar y seguir adelante.

      

Que aún así, sabiendo que le dolería, si te pones en su lugar y te molesta y decides meter la pata...pues entonces, algo no va bien, serías tú el que falla y no te merecerías a esa persona.

      

Respeto ante todo, el amor es demasiado bonito como para vivirlo entre espinas. Disfrútalo sin envenenarlo. 

Regresar al inicio