Actualmente, en esta sociedad en la que vivimos, el exterior cada vez es más importante. Y no estoy hablanco de un cuerpo diez, ya que estoy en contra de estereotipos impuestos, sino de un cuerpo cuidado, sano, vibrante. No hay nada más sexy, que unas curvas bien puestas, una mirada penetrante y unos labios jugosos. Esto último, es una parte delicada y fácil de estropear si te descuidas. 

 

           boca1.jpg

 

Primero, debes de empezar quitando los restos de piel muerta y exfoliarlos. Sí, los labios se exfolian y ya verás cómo. Hay varias formas de exfoliar. Una forma es, aprovechando que estás en la playa, sumérgete y coge un poco de arena de mar, póntela en los labios y frotalos suavemente. ¡¡Te los deja divinos!! Es la forma que más me gusta.  

 

Otra es, coger un puñadito de sal o de azúcar y ponerla en la palma de la mano. Ya allí, coges un simple gotita de aceite de oliva y lo mezclas a mano con la sal. Luego vas cogiendo poquitoa poquito la mezcla y te la echas en los labios frotando suavemente. Esta forma es muy cómoda si estás en tu casa y no disfrutas de los medios naturales del exterior. Exfóliatelos una vez a la semana, o dos veces si tienden a resecarse mucho. 

 

Más adelante, toca tus labios y verás que estás súper suaves, pero ahí no acaba la cosa. Necesitas hidratarlos y, a pesar de que hay muchas cremas reparadoras e hidratantes y cacaos y bálsamos, no hay nada más hidratante que la vaselina. Hay varios tipos de vaselina. Te recomiendo "Vaseline". Es un pequeño tarro verde y blanco y contiene aloe vera, así que más reestructurante e hidratante que esta vaselina, no hay. Está hecho en Noruega, y ellos saben de hidratación.

 

Aplícate la vaselina y nota cómo tus labios se van calmando y volviendo más suaves que cuando fueron exfoliados. 

 

A la hora de salir, antes de emepezar a maquillarte, si te maquillas claro, ponte un poco de vaselina en los labios y los irás hidratando y preparando para el posterior lápiz de labios. Mi consejo sería, aplicarte vaselina y luego un poco de gloss con un toque de color o simplemente poneerte un bálsamo labial, de esos que tienen color y aroma, y aplicaártelo tras la vaselina. Soy partidaria, de los labios de aspecto natural, porque lo natural, siempre es sexy. 

 

Si decides, aplicarte color, con un lápiz, recuerda que el perfilador, debe de ser del mismo tono del lápiz de labios. Un tono más oscuro que el relleno, hacen de tus labios, la boca de una estrella porno. Si hace falta, delinea los labios un poquitín por encima dela línea natural de tus labios. Cuando apliques el color, parecerán más grandes y jugosos, sin parecer monstruosos. Y si es posible, aplícate el color del labial con un pincel, especial para labios, con el que podrás pintarlos con más precisión y eficacia. 

 

Tras estos pequeños pasos, te verás y te verán una boca cuyos labios diran "Bésame mucho".

Regresar al inicio